" ES MEJOR ENCENDER UNA VELA QUE MALDECIR LA OSCURIDAD."

sábado, 19 de marzo de 2011

Soy Eco

El comportamiento altruista no es más que una ilusión operada por mi yo. Mi desde ahora declarado egoísmo ético personal, da la ilusión de una fijación específica desinteresada. Pero en realidad es una fijación sobre el beneficio personal, una disciplina frente al espejo, que es mi provecho. Mi beneficio no eres tú realmente, sino lo que sea crea yo puedo conseguir a través de ti. A través del lucro de mis objetivos, es decir, el alcance de mis propios intereses, seré feliz. Queda claro por supuesto que lo más importante para mí, es mi propia felicidad.

Egoísmo es, la motivación por mantener y aumentar la percepción personal de forma favorable. La persona tiene un sentido excesivo de la importancia y las cualidades de su personalidad. Significa, colocar su persona en el centro de su propio mundo sin tener una directa preocupación por otros en cualquier término que no sea establecido por el mismo egoísta.

Está estrechamente relacionado al amor propio, o narcisismo, que serían rasgos de personalidad egoísta, vanidoso, y presumido juntos. Así mismo, por egoísmo se prevé una especie de narcisismo social. El egoísmo puede coexistir con alucinaciones de importancia personal que pueden llegar inclusive hasta la negación de otros. Esta presunción es un rasgo de personalidad que describe a una persona que actúa para ganar un valor excesivamente mayor del que le atribuiría a otros. Egoísmo a menudo explota la simpatía, irracionalidad, o ignorancia del resto, como también utiliza la exigencia, la obligación, y hasta el engaño.

Egoísta psicológico: es la visión que los humanos siempre están motivados por interés personal, inclusive al parecer un acto altruista. Explica que cuando las personas ayudan a otros, lo hacen en el fondo por el beneficio personal que ellos esperan obtener directa o indirectamente. Es una visión que considera al mundo como es, y no como debería ser. Una forma específica del egoísmo psicológico es la visión hedónica. Indica que el elemento fundamental para una acción voluntaria es el deseo de experimentar placer (seguridad, orgullo, poder, beneficio reciproco de acción, etc.), o evadir sufrimiento (culpa, vergüenza, etc.) desde su propia persona, o desde otros. Por ejemplo, la compasión tiende a ser una acción egoísta porque el sufrimiento de los demás afecta nuestra preocupación, ya que somos propensos a que nos pueda suceder una situación igualmente desafortunada. Otro ejemplo, la caridad, es el placer que encontramos en demostrar nuestro propio poder, en el fondo no es más que un sentimiento de superioridad sobre otro.

Otras formas de egoísmo psicológico son, egoísta ético o moral, y egoísta racional.

Egoísmo ético: afirma que las personas tienen como constitución psíquica obrar por su propio interés, es decir, el hombre es por naturaleza un ser egoísta. Basa su doctrina psicológica en la naturaleza humana, ósea que su motivación son los actos humanos. Su filosofía permite realizar acciones que ayuden a los demás, pero con la finalidad de que al ayudar nos de un beneficio propio, considerando esto como un medio para lograr algo provechoso. Afirma, es valida una teoría o praxis cuando su aporte directo es positivo para el “yo” o desarrollo personal.

El egoísta moral se basa en la afirmación de sí mismo, lo cual lo convierte en su propio soberano al ser conciente de su realidad personal. La realidad es la de su propia existencia y su vida es una realidad determinada separada de otras. Discute que si cada quien se ocupa individualmente de sus propios intereses, seremos mejores en conjunto. Egoístas éticos fundamentan su posición sobre el subjetivismo. Filosofía que acredita la verdad y moralidad como una individualidad, es siempre variable e imposible de trascender hacia una verdad absoluta y universal. Es decir que, lo bueno o malo depende de las actitudes morales individuales. Por tanto si yo siento, pienso, opino, o hago de una forma, lo realizo de manera sincera, en consecuente, no puedo estar equivocada.

Perseguir ansiosamente el interés de otros es ser entrometido. Deberíamos preocuparnos de nuestros propios asuntos y permitir a los demás preocuparse de los suyos. James Rachels.

Se identifican tres formulaciones diferentes de egoísmo ético:
Individuales: un egoísta ético individual celebraría que todas las personas hagan lo que les beneficia.
Personales: un egoísta ético personal afirma que él debe actuar según su propio interés, pero no hace aseveraciones de lo que los demás deberían hacer.
Universales: un egoísta ético universal argumenta que todos deben actuar en su propio interés.

Todas nuestras morales comúnmente aceptadas, desde no hacer daño a otros, decir siempre la verdad, mantener promesas, se originan en el solo fundamento del interés personal. James Rachels.

Egoísta racional: este principio consiste en que la búsqueda del propio interés es siempre racional. Donde la razón puede estar vinculada o no a la moral. Mientras que el egoísmo psicológico es acerca de la motivación y hedonismo, el ético acerca de la moral y el subjetivismo, el racional se rige bajo el concepto de la razón y el objetivismo. Este sostiene que existe una realidad independiente del pensamiento humano, los individuos están en contacto con esta realidad a través de la percepción de los sentidos. Entonces adquieren su conocimiento procesando estos sentidos por medio de la razón. El propósito moral de la vida es la búsqueda de la propia felicidad.

El hombre —cada hombre— es un fin en sí mismo, no el medio para los fines de otros. Debe existir por sí mismo y para sí mismo, sin sacrificarse por los demás ni sacrificando a otros. La búsqueda de su propio interés, su propia razón y su propia felicidad es el más alto propósito moral de su vida.
Ayn Rand.


Retomando, mi filosofía argumenta que en empatía no existe altruismo. Es en realidad una posición egoísta que parte desde el “yo.” Sin embargo, aunque se ocupe directamente en satisfacer la necesidad individual, tiene un beneficio reciproco indirecto sobre los demás, ya que beneficiaría automáticamente al otro por existir bajo el experimento de las mismas condiciones que me afectan. Por lo tanto en mi “humilde” opinión, no somos más que el reflejo de nuestro opuesto. No existe razón más lógica para respetar al individuo como un todo conciente e inconciente que la necesidad de ser considerados con idéntica reciprocidad.

Ahora bien, no puedo olvidar que mi naturaleza será egoísta desde que nací hasta que muera. Por lo tanto, existirán huecos ocasionales sobre mi propia normativa, porque como soy alentadora de mis intereses, “flexibilizo” o “relajo” mis éticas para ajustarlas a mi propio beneficio dependiendo de la ocasión. Entonces surge la batalla interna para balancear el desequilibro. Las armas a utilizar serán mis mecanismos de defensa o estrategia de afrontamiento, elementos que ocupa el ego para defenderse de situaciones estresantes externas e internas. Serán aplicados de manera inteligente, contra mí para controlar mis emociones y reencaminar mis objetivos a la neutralidad. Y contra el resto para proteger el primer y más importante amor de mi vida, yo.

Mis estrategias reconocidas hasta el momento:
- Intelectualización, funciona como aislamiento de situaciones, impulsos, o comportamientos inaceptables suprimiendo y remplazando emociones por pensamiento. Genera actitudes frías, analíticas, y desapegadas. Ejemplo: una persona que ha sido diagnosticada con una enfermedad terminal, se podría enfocar en aprender todo sobre esa enfermedad y así evitar el estrés para distanciarse de la realidad de la situación.
- Autoafirmación, el individuo enfrenta conflictos estresantes haciendo énfasis sobre sus necesidades, deseos, y emociones de manera directa y no manipuladora. La comunicación auto afirmativa se balancea entre expresar ideas y necesidades de forma respetuosa pero firme, y escuchar a la contraparte. Ejemplo: Utiliza con frecuencia la expresión abierta de sentimientos, abrázame, bésame, te quiero, me haces daño, me siento frustrada, te extraño.

La extrema manifestación del ego afecta el comportamiento social, perjudicando en realidad al protagonista, y no a otros. Como me considero más evolucionada que mis pares, egoístas psicológicos, quienes tienen una sed bestial de placer en todos los terrenos: comida, bebida, sexo, bienestar, amistades, etc. nutro mi cuestionamiento, y complazco las necesidades de mí ego siguiendo una ética individual equilibrada que aumenta mi valor como ser humano. Sobre un extremo de la balanza están todos ustedes, y sobre el otro extremo estoy yo. La balanza se inclina hacia mi lado, pero es imperceptible a simple vista.

Se podría pensar que tengo una posición fría y calculadora, restando naturalidad. Lo cual es cierto en un grado, pero es necesario. Sin el cálculo ustedes versus yo, no obtendría un resultado eficiente para mi ego. Proceso, analizo, y ejecuto. Disfruto el experimento, pero el mayor placer es el resultado, donde tomo en cuenta los elementos más calidos, sentimientos y emociones para enfocarlos a mi bienestar. El cual asumo es igual o similar al ajeno.

Mi elemento de supervivencia es por lo tanto la empatía. Con esa muestra de laboratorio intento controlar mis emociones y además darle valor a las personas. Si me sirves, más cerca te tendré y mejor te cuidaré. Si no me eres útil en lo absoluto, te descarto sin el más mínimo remordimiento. Existen términos medios también, para poner en práctica el control de mis sentimientos más oscuros, odio, resentimiento, indiferencia, etc.

Necesito de ti tanto como necesito de mí, para iluminar mi vida con matices claros, para volverme eco de los detalles que idealizo.

No quiero que sufras, porque no quiero sufrir por vos. Quiero sonrías, porque quiero reír contigo.

Sin mi eres nada. De ti soy eco.

Para saber decir "Yo te quiero" primero hay que saber decir YO. Ayn Rand

Hasta en el amor alberga el ego...



I will lie for you
Beg and steal for you
I will crawl on hands and knees until you see
You're just like me.

...you will believe in me
and I can never be ignored


Garbage, #1 Crush.
____________________________________________

Altruism, ultimately, denies an individual value and is therefore destructive both to society and its individual components, viewing life merely as a thing to be sacrificed. Rand is quoted as writing that, "[i]f a man accepts the ethics of altruism, his first concern is not how to live his life but how to sacrifice it."[14] Moreover, "[t]he basic principle of altruism is that man has no right to exist for his own sake, that service to others is the only justification for his existence, and that self-sacrifice is his highest moral duty, virtue or value." Rather, she writes, "[t]he purpose of morality is to teach you, not to suffer and die, but to enjoy yourself and live."[15] James Rachels, (1941-2003).

Aquí, en el portal de mi fortaleza, grabaré en piedra la palabra que ha de ser nuestra antorcha y nuestra bandera. La palabra que nos hablará de nuestra bendición y de nuestro valor. La palabra que no morirá, aunque pereciéremos todos en la lucha. La palabra que no puede morir sobre esta tierra, porque es su corazón, su espíritu y su gloria. La palabra sagrada: "YO" .
¡Vivir! (Anthem)
Ayn Rand, (1905-1982).

__________________________________________
Referencias:
http://psychcentral.com/lib/2007/15-common-defense-mechanisms/
http://es.wikipedia.org/wiki/Ego%C3%ADsmo

3 comentarios:

CoaX dijo...

¡Así se habla! ¡Cuando alguien me vuelva a llamar egoista, le pienso mandar tu artículo, para que aprenda! :)

La sonrisa de Hiperión dijo...

Como siempre un placer de haber cuelto por tu espacio.

Saludos y un abrazo.
Buen inicio de semana.

Neikos dijo...

Excelente post!
No recuerdo haber leído uno tan claro e ilustrativo. Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...